Feliz año 2013 y "confitura de mango"

Me encanta la navidad, creo que ya lo había dicho. Me encanta, ¡me encanta! Pero cuando se acaban estos días, me queda un descanso...una paz...
Esta semana, han sido días de hacer limpieza, limpieza de juguetes, limpieza de nevera, quitar el árbol y de paso hacer limpieza de adornos navideños, hasta he ordenado ideas. 
Empieza nuevo año, y es impar, ¡como me gusta!, nuevas ideas, nuevos propósitos, ilusiones renovadas... 
De momento, volviendo a la realidad y a mi nevera, llena de tuppers y de platos con albal, por no hablar del banco de la cocina, el jamón, las cestas varias con todo tipo de dulces navideños, bombones, las nueces, los dátiles... ¿por dónde empiezo?
He guardado o congelado todo lo que algún día, cuando se nos pase la resaca navideña, pueda reconvertir en otra cosa, ya lo tengo todo pensado, prometo ir poniendo recetas para aprovechar restos, pero ahora no, algo más que huela a navidad y nos da algo. Mejor os dejo con una confitura de mango, dulce y exótica.
Tengo una compañera de trabajo que me trajo un tarrito de esta mermelada y me gustó mucho por no ser la típica mermelada y por lo buena que está, claro. A Tere le gusta hacer cositas de estas; membrillo, aceitunas, canapés originales... y siempre comparte lo que hace. El amor por la cocina es así, no tiene sentido si no lo compartes. ¿Habéis visto la cantidad de blogs de cocina que hay? Miles y miles de personas de todo el mundo compartiendo lo que saben y lo que hacen.
En fin, feliz  y dulce año 2013.

Mermelada de mango

Todo empieza con el fruto, que debe estar en su punto de maduración justo. Haremos la cantidad que queramos. Yo para probar hice solo uno y me ha salido un bote y algo más. Lo pelamos, le quitamos el hueso y cortamos en trocitos pequeñitos y entonces lo pesamos. En mi caso fueron 400 gr. de mango limpio.
Lo ponemos en un cazo y le añadimos el azúcar, normalmente es el mismo peso de azúcar o algo menos, que de fruta. Yo puse 300 gr de azúcar para 400 gr de mango. Lo dejamos cocer hasta que el mango está hecho y ha soltado toda el agua.


Cuando va espesando, aunque tampoco mucho, porque cuando se enfría espesa bastante, lo retiramos del fuego y dejamos enfriar un poco. Pasamos a un bote de cristal de esos que tenemos por la cocina. Como me ha salido solo un bote no lo he pasteurizado, ni le he hecho el vacío, ni nada, que nos lo vamos a comer en cuatro días. Si queréis hacer conserva os pongo un link que me ha encantado, lo explica genial y da ideas para preparar cestas para regalar con nuestras conservas caseras. Me ha encantado.  www.velocidadcuchara.com

Luego le hacéis una etiqueta si os apetece, para saber de que es la mermelada. Yo solo tengo esta en la nevera, no obstante le hice la etiqueta, porque yo soy así.
Ya solo queda disfrutar y lanzarse con cualquier otra conserva; mermelada de higo, de cebolla, de tomate, de mora, o un pisto, unas anchoas, aceitunas...

  



3 comentarios:

  1. Hola guapa, la mermelada te quedó con una textura exquisita!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. hola Susi, como siempre dando buenas ideas! no dejes de sorprendernos!

    ResponderEliminar

Leo todos vuestros comentarios con muchísima atención,
espero vuestras opiniones y sugerencias.
Susana

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...